viernes, 5 de agosto de 2016

La violencia simbólica en su máxima expresión


  • por Tina Gardella para el Diario del Juicio 
PH Elena Nicolay



Cual copia opaca y perversa, la sala de audiencias del TOF mostró esta mañana una serie de fotografías “encarteladas” portadas por quienes, más allá de los vínculos con los imputados, son "militantes" que buscan vaciar el sentido histórico de la lucha que con tanto empeño y valor han llevado adelante los diferentes organismos de DDHH en nuestro país.

No se explica sino, la des historización de montar fotos usando las prácticas que les pertenece única y absolutamente a las Madres de Plaza de Mayo que ante la incertidumbre del destino de sus hijos, sólo tenían para decir, mostrando sus fotos: “éste es él”, “así era ella”, “que nos digan donde están”…

Es cierto que se comparte una “escena de juicio” construida entre todos los actores que asisten a las audiencias, no sólo los actores jurídicos que llevan adelante pruebas, alegatos, testimonios.

Pero si para algo se trabaja con estudiantes, profesores, trabajadores, empleados, comerciantes y vecinos de la zona, automovilistas, remiseros… es para que la pregunta sobre por qué pasó lo que pasó en Tucumán, no quede encerrada y aplastada entre las paredes del recinto judicial.

Después de las imágenes de la copia que quiere, arteramente, equiparar dolor y responsabilidad, después de expresiones insultantes para las víctimas de un abogado defensor, después de expresiones y muecas y movimientos violentos de otro abogado defensor hasta hacia el propio presidente del Tribunal…

¿…a quiénes vamos a invitar que se sume a las audiencias para procesar y tramitar de manera colectiva la construcción de una mejor comunidad?

Salvo que ése sea finalmente, el propósito último de tanta agresión y maldad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario